¡Comparte esta noticia!

El plazo para sumarse a la versión 1.2 del CFDI Nómina se agota. A partir del próximo 1 de abril, todos los recibos de sueldo digitales se deberán expedir obligatoriamente con las características de esta nueva actualización. Además, las empresas tendrán que “retimbrar” todos los comprobantes emitidos a sus empleados durante el primer trimestre del año. Y es que la obligación de adaptarse a la versión 1.2 del complemento de nómina entró en vigor realmente el pasado mes de enero. Estos tres meses no han sido una prórroga, sino una facilidad concedida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para favorecer la implementación.

Hay que tener en cuenta que en México, los patrones están obligados a expedir una factura electrónica por cada sueldo pagado desde 2014, independientemente de la periodicidad con la que se hagan los abonos. Hasta ahora estos CFDI Nómina eran un complemento anexo que se utilizaba para indicar el tipo de empleado al que se emitía el comprobante (eventual, asalariado, etc.). Sin embargo, con la actualización el SAT aumenta la información que se especifica en cada nómina para mejorar el control sobre el cumplimento de las obligaciones fiscales que hacen los patrones.

Los cambios de la versión 1.2 del CFDI Nómina

Las características sobre los requisitos de los recibos de nómina y los cambios que plantea esta actualización respecto a la versión anterior están recogidos en la documentación técnica que ha publicado el SAT en su portal web. Aun así, a grandes rasgos podemos destacar estas cinco modificaciones:

  • Inclusión obligatoria de los RFC

Se calcula que, en la actualidad, un 4,5% de los RFC reportados en los recibos de nómina corresponde a receptores no válidos. Para evitar este problema, la versión 1.2 del CFDI Nómina exige incorporar los RFC de patrón y trabajador para que el Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) los valide antes de timbrar la factura electrónica. Esto significa que si el RFC del empleado no es correcto, el patrón no podrá deducirse el CFDI, ya que no será timbrado ni certificado.

Esta nueva forma de proceder supone un reto para los departamentos de Recursos Humanos, que necesitan disponer de un registro actualizado de los RFC de los trabajadores. Consciente de ello, el SAT ha creado una herramienta para validar los RFC, que permite comprobar 5000 claves por consulta de forma gratuita.

  • Cambio del catálogo de percepciones y deducciones

La actualización del CFDI Nómina incorpora una modificación de este catálogo que no afecta al esquema. El objetivo es identificar la deducción, tanto cuando sea gravada como cuando sea exenta.

Además, agrega el elemento “viáticos no comprobados” en el catálogo de percepciones.

  • Reporte del subsidio entregado

Con la actualización de los recibos de nómina solo se deberá reportar el subsidio entregado, pero no el causado.

  • Uso del catálogo “otros pagos”

Cuando el empresario haya retenido demás y en la próxima quincena debe rectificar hacia el trabajador, podrá utilizar el código numérico 01 del catálogo. En el caso de que el patrón haya hecho un entero y la devolución al trabajador se aplique de modo anual, deberá empelar el código 04.

¿Cómo adoptar la versión 1.2 del CFDI?

La solución CFDI Nóminas de EDICOM está adaptada a la versión 1.2 de este complemento desde su puesta en marca. Esto significa que los usuarios no deben realizar ninguna modificación en su plataforma o en sus sistemas, sino que el proceso se ha llevado a cabo de forma automática.

Puedes saber más sobre la plataforma de recibos de sueldo que reduce hasta en un 88% los costos económicos aquí.