¡Comparte esta noticia!

Con la inminente obligatoriedad de la inclusión del Recibo Electrónico de Pago el 1 de abril de 2018 (antes, Complemento de Recepción de Pagos), cobran importancia otros mensajes relacionados que participan en un flujo habitual EDI de intercambio de documentos comerciales entre empresas.

Uno de esos mensajes que facilitarán la generación de la información para este Recibo obligatorio será el aviso de pago o de liquidación, denominado en lenguaje EDIFACT como REMADV y en el lenguaje X12 conocido como el mensaje 820.

El Remittance Advice Message (REMADV) o aviso de liquidación es un documento EDI que una central de compras emite a su proveedor como aviso de cuándo y qué cantidad le va a pagar por el servicio o producto intercambiado. Un aviso de liquidación puede cubrir una o más transacciones comerciales (y otras transacciones financieras relacionadas con éstas), tales como facturas, notas de crédito, notas de abono, etc. Este mensaje no es obligatorio, pero aquí ya se incluye toda la información que contendrá el Recibo Electrónico de Pago que deberá emitir el proveedor.

El uso del REMADV en las comunicaciones electrónicas proporcionará al sistema de gestión la información necesaria para la generación del Recibo Electrónico de Pago por parte de los proveedores, extrayéndola del REMADV que le envía el distribuidor. Se trata de la implementación de un flujo de mensajes que optimiza y enriquece la cadena de comunicación electrónica aplicable a cualquier sector y a cualquier participante de la cadena.

El uso de estos mensajes instantáneos permite operaciones más ágiles y eficientes de los departamentos comerciales, de compras y administración de las empresas. Además, el aviso de liquidación puede ser iniciado por cualquiera de las partes, según se acuerde previamente.

Otros beneficios del REMADV

  • Mejor tratamiento de la información: Proporciona información exacta del pago.
  • Seguridad de que el pago se va a producir: el proveedor puede hacerse una previsión de cobro con antelación.
  • Disminución de errores en pagos.
  • Mejora en la gestión financiera: Existe una previsibilidad que ayudará a una mejor gestión, por lo que crea un valor añadido a la hora de optimizar toda la cadena de mensajes.

Contáctanos para averiguar cómo gestionar de manera eficiente tu flujo de mensajes EDI.