¡Comparte esta noticia!

En solo unos meses, el complemento de recepción de pagos se incorporará al CFDI de forma opcional. El Complemento de Recepción de Pagos será opcional a partir del 1 de julio del 2017 sólo con la versión 3.3. de factura electrónica y obligatorio a partir del 1 de diciembre del 2017.

Aunque a lo largo de este año, se van a experimentar multitud de cambios relacionados con el comprobante electrónico, este es uno de los más importante debido a la gran cantidad de contribuyentes afectados. Y es que el complemento de recepción de pagos de CFDI en su versión 1.0 será obligatorio siempre que se cumplan alguno de estos dos supuestos:

  • Cuando la operación se abone en parcialidades. En este caso, los contribuyentes deberán realizar una factura electrónica por el monto total del producto o servicio. Después, será necesario que expidan un CFDI con el este complemento por cada uno de los ingresos que reciban. Estos comprobantes se generarán, como tarde, el día 10 del mes siguiente a la fecha en la que se haya hecho el abono.
  • Cuando el pago se realice en una exhibición, pero no sea cubierto en el momento de la expedición del CFDI. Este supuesto incluye también las operaciones a crédito que se ingresen por completo después de haber emitido el comprobante correspondiente.

¿Por qué se ha creado el complemento de recepción de pagos?

Con las últimas modificaciones que está poniendo en marcha el SAT, el objetivo es mejorar el control fiscal y solventar las contrariedades del CFDI que se han ido descubriendo con el paso de los años. Uno de esos problemas que se habían detectado era la cancelación de las facturas por parte de los proveedores de forma indebida.

Los contribuyentes habían alertado al organismo tributario de que sus proveedores anulaban las facturas que ya habían pagado, lo que no les permitía deducirse los impuestos correspondientes. Sin embargo, a partir del 1 de julio el complemento de recepción de pagos dejará constancia sobre si las operaciones se han ingresado o no. Esto lleva a pensar que algunas empresas comenzarán a utilizarlo como garantía jurídica voluntariamente, independientemente de esos dos supuestos obligatorios.

Otro de los problemas que resolverá el SAT con este anexo al CFDI serán las falsas duplicidades de ingresos que se producían en los pagos por parcialidades. Además, como se sabrá qué facturas electrónicas se han abonado y cuáles no, los clientes morosos no podrán deducirse el gasto.

Más allá de estas mejoras en lo que respecta al control fiscal, la iniciativa servirá para simplificar el cumplimiento. Y es que el proceso de captura de pagos se podrá automatizar, algo que agilizará las tareas, incrementará la eficiencia y reducirá la posibilidad de cometer errores.

¿Cómo hacer frente a los cambios?

Todas estas modificaciones son analizadas y aplicadas por Edicom en su plataforma CFDI para que todos nuestros clientes puedan trabajar de manera eficiente. El SAT se encuentra en constante actualización y evolución de su esquema de facturación electrónica, con el objetivo de mejorar la consistencia de los datos, la automatización de los procesos y un mayor control de la contabilidad fiscal.

–> Descarga el Libro Blanco del CFDI actualizado!