¡Comparte esta noticia!

Los cambios y actualizaciones que aplican al CFDI 3.3 vienen dados por los análisis y estudios del SAT para mejorar y evolucionar la facturación electrónica en México. Esta versión surge como una necesidad de una nueva estructura y esquema de CFDI para mejorar la calidad de la información que recibe el SAT y la facilidad de los contribuyentes a la hora de compartir sus datos con la autoridad tributaria.

–> Los resultados del análisis del SAT pueden verse en la infografía de ahorros de CFDI 3.3.

Recientemente, el SAT ha ampliado el plazo de convivencia de CFDI 3.2 y CFDI 3.3 hasta el 1 de enero de 2018.

¿Qué ahorros trae CFDI 3.3?

La implementación de la nueva versión repercute en el análisis de todo el flujo de emisión de un CFDI, desde la captura de datos del receptor hasta la declaración del IVA por pagar.

  • En primer lugar, a la hora de capturar los datos del receptor, solamente se requiere el RFC, lo que ahorra la mitad del tiempo.
  • En segundo lugar, en el momento de la identificación del autor del depósito y la conciliación contra facturas liquidadas, el cliente podrá solicitar el Complemento de Pago para las facturas que indique, lo que facilitará el proceso disminuyendo el tiempo considerablemente.
  • En tercer lugar, al recibir solicitud de Complemento de Pago, se conocerá el origen del recurso y esto reducirá los depósitos no identificados de cara a la conciliación bancaria.
  • Por último, en la validación y cálculo de las tasas de impuestos a declarar, los cálculos ya estarán validados por el PAC con la versión CFDI 3.3., que conlleva un ahorro en tiempo.

En total, se produce un ahorro de 15 minutos por transacción y un ahorro económico de $14.50 por transacción.

Paralelamente, se observan otros ahorros adicionales de las validaciones del PAC en CFDI 3.3, como la eliminación de volver a facturar por darse el caso de RFC erróneos o cálculos incorrectos y se evita el pago de posibles facturas canceladas.

Descarga aquí la infografía de ahorros de CFDI 3.3.