¡Comparte esta noticia!

México empieza 2015 con nuevas obligaciones fiscales, que se tramitarán de forma electrónica. El objetivo de avanzar hacia una sociedad cada vez más digital, en la que las gestiones se simplifiquen, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero que eso implica. En este artículo resumimos cuáles son los requerimientos establecidos por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que deben tener en cuenta este año las empresas mexicanas para cumplir con la legislación:

Uso generalizado del CFDI
Esta obligación no es nueva. Desde 2014, todos los contribuyentes mexicanos deben utilizar el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en sus operaciones comerciales. Para emitir factura electrónica, las empresas deben contar con uno de los 79 Proveedores Autorizados de Certificación (PAC), cuya función es dar validez fiscal a los documentos y declararlos ante el SAT.
EDICOM fue el primer PAC en México y dispone de diferentes soluciones que automatizan por completo la generación, envío y almacenamiento de las facturas. Así los contribuyentes pueden aumentar la productividad y el ahorro en sus negocios, al tiempo que cumplen con la normativa vigente.

Almacenamiento de las facturas en XML
Los contribuyentes están obligados a almacenar los CFDI en su formato XML, ya que las facturas en papel han dejado de tener validez fiscal para el SAT. Solo de este modo, podrán realizar las deducciones correspondientes.
Para garantizar el cumplimiento de los requisitos de conservación y resguardo de las facturas electrónicas, EDICOM cuenta con la acreditación NOM 151.

Nómina electrónica
Desde mediados de 2014, todas las empresas deben emitir sus nóminas en el esquema CFDI, de forma electrónica. Se calcula que con ello se logra un ahorro económico de hasta el 88 % en cada documento.
Con este nuevo proceso, se eliminan las largas filas de espera. Los trabajadores pueden firmar el recibo sin necesidad de moverse de su puesto de trabajo, mediante soluciones como Business Mail Payrolls.

Contabilidad electrónica
Esta es la principal novedad fiscal para los empresarios en 2015. Más de 200,000 contribuyentes están obligados a iniciar el envío de información contable por medios electrónicos durante el recién estrenado año, con diferentes fechas límite según el calendario estipulado por el SAT.
En el caso de las personas morales y físicas con ingresos menores a los 4 millones de pesos al año, el plazo para adoptar esta medida se extenderá hasta enero de 2016.

Documento de retenciones electrónico
Todos los contribuyentes que emiten retenciones e informaciones de pago están obligados a emitir el documento electrónico de retenciones, tal y como indica el SAT en el punto I.2.7.5 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014. Este archivo, contiene la información fiscal de los impuestos retenidos asociados a ciertos pagos efectuados por los contribuyentes.  La normativa establece que los sujetos deben generar un fichero bajo el estándar XML con la información requerida para cada uno de los supuestos de retenciones fiscales recogido en el catálogo de retenciones. Después, el comprobante se remite a un PAC Autorizado para la incorporación del timbre fiscal digital que lo certifica antes de declararlo al SAT. Las empresas y contribuyentes podrán emitir el documento electrónico de retenciones anualmente a más tardar el 31 de enero de 2015, la expedición de las retenciones pertenecientes al ejercicio de 2014.