¡Comparte esta noticia!

A partir del 1 de julio, los contribuyentes que ya hayan migrado a la versión 3.3 de CFDI, podrán operar con la nueva versión 3.3 de CFDI que lanza el SAT. Hatsa el 31 de noviembre, las versiones 3.2 y 3.3 coexistirán. Pero a partir del 1 de diciembre de 2017, la única versión válida será la 3.3.

Todos estos cambios y actualizaciones que aplican al CFDI vienen dadas por los análisis y estudios del SAT para mejorar y evolucionar la facturación electrónica en México. Esta nueva versión surge como una neceisdad de una nueva estructura y esquema de CFDI para mejorar la calidad de la inforamción que recoibe el SAT y la facilidad de los contribuyentes a la hora de compartir sus dtos con la autoridad tributaria.

Anticípate a todos los cambios en el CFDI en 2017 y descarga la infografía del CFDI 2017.

Uno de los cambios del nuevo esquema hace referencia a la eliminación de 40 atributos que dejarán de estar visibles en la versión 3.3. Entre ellos: atributos generales, domicilio fiscal del emisor, lugar de expedición por parte del emisor, domicilio del receptor, información aduanera.

En relación a las principales modificaciones tecnológicas a las que tendrán que hacer frente los contribuyentes actualizando sus sistemas de facturación, destacamos las siguientes:

  1. Inclusión de reglas de validación para confirmar congruencia entre datos: serán 46 nuevas reglas de validación que se clasifican en aritmética, de congruencia y condicional.
  2. Establecimiento de catálogos: en esta versión encontramos 17 catálogos que ayudarán a la generación más sencilla y dinámica del XML.
  3. Establecimiento de patrones: se incluye un patrón a 16 atributos para delimitar el registro de los valores, a fin de obtener la información consistente
  4. 22 nuevos campos basados en conceptos para detallar los mismos de mejor manera.
  5. Se verifica el RFC del receptor: inclusión obligatoria de los RFC de patrón y trabajador para que el PAC los pueda validar antes de timbrar el CFDI de Nómina.
  6. No se permiten negativos ni conceptos con valor cero: se incluyen reglas de validación que indicarán el tipo de valor a utilizar.
  7. Se requiere una confirmación cuando los importes sean altos y los tipos de cambio fuera de rango.

Otros cambios aplicados:

  1. Se reconocen nuevos tipos de comprobante.
  2. Se incluye el uso del comprobante desde el punto de vista del receptor.
  3. Uso de las zonas horarias, basado en el código postal del emisor.
  4. Unificación de catálogos y tipos de datos, comunes para CFDI y complementos.
  5. Método y forma de pago están invertidos respecto de la versión vigente.
  6. Se estandariza la relación entre los comprobantes.
  7. Los conceptos deben tener una clave de producto o servicio y una unidad de medida estandarizada.
  8. Se incluye por cada concepto sus descuentos e impuestos aplicables.
  9. Serie y folio vuelven a formar parte de la cadena original.
  10. Se actualiza el código QR.

¿Cómo adaptarse a los cambios?

Lo más conveniente es asegurarse de que tu proveedor de certificación está preparado para implementar la versión 3.3 de CFDI cuanto antes.

Edicom es, además, Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) desde 2010 y desde 2015 es también Proveedor de Certificación de Recepción de Documentos Digitales (PCRDD). La doble certificación como PAC y PCRDD es una garantía para los clientes, que pueden centralizar en un único proveedor todos los procesos ligados a su cumplimiento fiscal, incrementado así la eficiencia y maximizando las ventajas.