¡Comparte esta noticia!

Entre enero y noviembre de 2014 se emitieron 4,521.9 de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), mientras que en el mismo periodo de 2013 la cifra solo llegaba a los 1,733.5 millones, según datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT). Esto se traduce en un crecimiento de la factura electrónica del 160,9 %.

La principal causa de la masificación del CFDI son las políticas fiscales que se pusieron en marcha durante 2014 y que obligan a gran parte de los contribuyentes a utilizar este sistema. Una nueva modalidad de facturación, que reduce los costos económicos y en papel, además de mejorar la lucha contra la evasión fiscal.

Detrás de Chile, México fue el segundo país del continente americano en desarrollar un modelo de factura electrónica. El Comprobante Fiscal Digital (CFD) nació en 2004 como una alternativa al papel. Finalmente, esta modalidad se sustituyó el año pasado con el CFDI. En total, los contribuyentes mexicanos han emitido en los últimos diez años 14,310.1 millones de comprobantes. De ahí que este país sea líder mundial en la implantación de este sistema.

De cara al futuro, se prevé que el CFDI continúe creciendo. Actualmente, el número de comprobantes que se emiten a diario supera ya los 13 millones. En este incremento, tienen un gran protagonismo los Proveedores Autorizados de Certificación (PAC), como EDICOM. Y es que, se trata de una figura imprescindible para generar, enviar los comprobantes y, en general, para facilitar el proceso. Su función es la de dar validez legal a cada uno de los documentos. En 2014, se estima que los PAC aumentaron un 224 % la emisión de facturas.

Próximamente, el CFDI deberá enfrentarse a nuevos retos y oportunidades, entre otros, el de la integración de nuevas transacciones electrónicas en el flujo de comunicación comercial. El objetivo es que cada vez un mayor número de empresas se sirvan de la tecnología para ahorrar tiempo y dinero.