¡Comparte esta noticia!

A partir del 1 de septiembre entrará en vigor la política de cancelación del CFDI aprobada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México. Se trata de una nueva medida que evitará la cancelación indebida del CFDI, un problema que afecta a multitud de contribuyentes y favorece la economía sumergida. Este cambio, junto a otros cambios a lo largo de 2018, pretende mejorar las informaciones del CFDI. Las características y evolución del modelo de facturación mexicano lo han convertido en ejemplo para otros gobiernos de Latinoamérica, sin embargo, las modificaciones obligan a los usuarios a adaptar sus sistemas a las novedades tributarias.

EDICOM se encuentra entre los Proveedores Autorizados habilitados para proporcionar el servicio de cancelación de CFDI a los contribuyentes.

¿En qué casos se puede cancelar un CFDI?

La nueva política de cancelación fiscal del Ejecutivo mexicano tiene como finalidad acabar con la mala práctica de algunas empresas que cancelan sus facturas electrónicas sin conocimiento de sus clientes, lo que les permite eliminar ingresos que no quedan reflejados a efectos del Impuesto sobre la Renta; mientras que el cliente que ha pagado por el servicio o producto no puede deducirse el gasto.

También, en el caso de cometer algún error en la generación del CFDI como datos fiscales del receptor incorrectos, error en los montos de la operación o en el concepto del producto o servicio, error en el método de pago, etc…

¿En qué consiste la nueva política de cancelación del CFDI?

Con la puesta en marcha de mecanismos de información y aceptación, sólo podrán cancelarse cuando la persona a favor de quien se expida la factura acepte su revocación. De esta forma, el cliente tendrá la certeza de que, una vez pagado por el servicio, las facturas que amparan ese gasto no van a ser canceladas.

El proceso es el siguiente:

  1. Los emisores deben enviar una solicitud de cancelación a través del Portal del SAT en Internet.
  2. El receptor del comprobante fiscal recibirá un mensaje a través del buzón tributario indicándole que tiene una solicitud de cancelación de un CFDI.
  3. A partir de ese momento, el destinatario del comprobante cuenta con un plazo de 72 horas para aceptar o negar la cancelación del CFDI. Una respuesta que también debe darse a través del mismo Buzón Tributario. Si pasado el margen de 72 horas, el receptor del comprobante no se ha manifestado, el SAT considerará que se acepta la cancelación del CFDI.

Una de las novedades es la utilización del Buzón Tributario como canal de comunicación; una herramienta creada por el SAT para comunicarse directamente con los contribuyentes pero que hasta la fecha se utilizaba de manera muy puntual. Con la nueva política de cancelación se hace imprescindible disponer del Buzón Tributario.

Existen varios motivos por los cuales un contribuyente necesita cancelar una factura electrónica. Algunos de los casos más comunes son:

  • Error en datos fiscales (RFC, domicilio, nombre o razón social).
  • No poner los 4 últimos dígitos (no obligatorio).
  • Error en los montos (facturar de más o de menos).
  • Impago de la Factura Electrónica (principal motivo de cancelación).
  • Error en el concepto (Productos y Servicios).
  • Impuestos aplicables en la factura electrónica.

También existen casos en los que el contribuyente puede cancelar de manera unilateral la factura electrónica, es decir, sin necesidad de contar con la aceptación de los receptores.

  • Cuando la factura electrónica tenga un importe máximo de 5 000 pesos.
  • Cuando se trate de un CFDI por concepto de nómina, egresos, traslado o concepto de ingresos expedidos a contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).
  • Cuando el CFDI se haya emitido mediante la herramienta electrónica de Mis Cuentas en el aplicativo Factura Fácil.
  • Cuando amparen retenciones e información de pagos.
  • Cuando se expidan en operaciones realizadas con el público en general de conformidad con la regla 2.7.1.24 o a residentes en el extranjero para efectos fiscales conforme a la regla 2.7.1.26.
  • Cuando la cancelación se realice dentro de las 72 horas inmediatas siguientes a la emisión del CFDI.

EDICOM, PAC y PCRDD en México

En México, EDICOM fue el primer Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) autorizado por el SAT, en 2010, para la validación de los CFDI. En 2015 se convirtió en el primer Prestador de Certificación de Recepción de Documentos Digitales (PCRDD), una alternativa al SAT que se creó con la masificación de la factura electrónica en México para subsanar fallos y dificultades de gestión debido a las saturaciones del sistema. El PCRDD actúa como una “ventanilla electrónica” que unifica todos los trámites tributarios y amplía el servicio de recepción que hasta la fecha solo ofrecía el SAT.

EDICOM, a través del desarrollo de su propia plataforma de generación, envío y recepción de CFDI, permite a las empresas simplificar los procesos electrónicos relacionados con CFDI a través de la integración con sus sistemas de gestión.

Cualquier novedad que se produzca en el CFDI, ya sean exigencias técnicas o legales, EDICOM está preparado para dar respuesta e implementar los cambios de manera inmediata y transparente para el cliente, sin afectar a su actividad comercial diaria.

Descargas recomendadas: Libro blanco del CFDI y  Libro Blanco de la Factura Electrónica en Latinoamérica.